| aktuelle Website | Impressum | Sitemap | mobil     || English
| Home | Martin-Gropius-Bau
Öffnet die Druckansicht in einem neuen Fenster

El trópico


Del 12 de septiembre de 2008 al 5 de enero de 2009

Organizadores
Instituto Goethe y Museo Etnológico – Museos Estatales de Berlín en cooperación con el Museo de Arte Asiático
Facilitado por la Fundación Federal Cultura
Curadores Alfons Hug, Peter Junge, Viola König
Colaboradores mediáticos rbb Inforadio, rbb Kulturradio, rbb Fernsehen

A veinte años de la paradigmática exposición Les Magiciens de la Terre en París, la muestra titulada “El trópico” en el Museo Martin-Gropius-Bau repetirá el intento de identificar los flujos de energía y las sutiles perturbaciones que actúan entre los hemisferios para mostrar cuáles son las fuerzas culturales que interactúan o se contrarrestan mutuamente. La exposición aspira a acumular un acervo de imágenes irrefutables y a prueba de crisis que abra el camino hacia una visión del mundo independiente de jerarquías.

Se trata en líneas generales de conferir una estética nueva al discurso de los trópicos como una tentativa de colocar en la balanza el peso cultural de los espacios naturales de esas regiones, compensando así los hegemónicos discursos políticos y económicos de la actualidad. A los debates unidimensionales en torno a la pobreza (hambre, violencia, crisis políticas) o a la trivialización grosera se les opondrá la complejidad artística y la exhuberancia estética de los trópicos con el propósito, entre otros, de redefinir el diálogo Norte-Sur. El Sur será rescatado así de la trampa de un discurso tradicionalmente deficitario mientras que el Norte relativizará sus modelos de interpretación del mundo basados en parámetros económicos para dar paso a una cosmovisión genuinamente cosmopolita y de múltiples perspectivas como la que postulaba Humboldt. La exposición vendrá a ser así una etapa más en el camino hacia el Foro Humboldt que en un futuro no lejano acogerá a un público deseoso de admirar las culturas extraeuropeas dialogando con las obras maestras del Viejo Continente en la Isla de los Museos que se alza en pleno centro de Berlín.

El concepto de los trópicos ha sido desde un principio un artificio cultural no sólo más allá de esas regiones geográficas. Entre la naturaleza tropical y su percepción por la humanidad se han interpuesto siempre imágenes y concepciones provenientes de la literatura y las bellas artes. Las exégesis y lecturas de los trópicos con comparables a una biblioteca imaginaria y un museo inventado en los que almacenamos nuestros sueños y deseos ocultos. Son los artistas los que han venido imponiendo hasta la fecha la idea que tenemos de los trópicos.

La exposición tiene como punto de partida la proyección europea de los trópicos, pero intenta a la vez llamar a la reflexión sobre esta concepción artificial. Esa ambivalencia sale a relucir en los enfoques de cada uno de los tres curadores. Alfons Hug no se limita a presentar obras de artistas contemporáneos de países tropicales, sino que incorpora además trabajos de creadores que no provienen de los trópicos pero hacen de éstos el tema de los mismos. Viola König agrupa objetos en torno al tema de los colores y sonoridades de los trópicos, permitiendo así detectar aspectos comunes del arte originario de esas regiones. Peter Junge ofrece ejemplos del arte tropical agrupados en tres temas fundamentales que ocupan a aquellas sociedades humanas cuyo rasgo común consiste primeramente en pertenecer a culturas existentes en la región geográficamente definida de los trópicos. Esas obras no reflejan aspecto alguno de la concepción europea de los trópicos. El que esas obras salidas de un universo de arte tropical compartan rasgos comunes que las diferencien de las creadas en regiones no tropicales es una cuestión que la muestra se limita a plantear sin darle una contestación definitiva. Esta situación indefinida repercute favorablemente en el discurso centrado en los trópicos. Contribuye a desmantelar la concepción fabricada en Europa en torno a lo tropical, creando las premisas necesarias para aplicar un enfoque adecuado a este tema.

Alrededor de doscientas piezas de exposición originarias de África, Asia, Oceanía y la América tropical pertenecientes a las colecciones del Museo Etnológico de Berlín −que figuran entre las más valiosas del mundo−, entran en diálogo con obras de cuarenta artistas contemporáneos de naciones latinoamericanas, entre ellas Brasil, de Europa, África y Asia.

El arte antiguo y el moderno se dan la mano bajo un mismo techo. En arte contemporáneo, los trabajos artísticos proceden de Indonesia hasta Cuba, de África Occidental hasta el Brasil.

La muestra establece por primera vez un puente entre obras de arte forjadas en la era premoderna y otras de creadores contemporáneos. La era moderna se soslaya deliberadamente porque las relaciones que median por ejemplo entre Picasso y el arte africano o entre los expresionistas alemanes y la escultura melanesia han sido objeto de suficiente análisis.

El arte premoderno pone a nuestro alcance los trópicos antes de perder su inocencia para transformarse en el llamado Tercer Mundo. El arte de este género afronta su exclusión actual con actitud sublime y serena. Lo que avasalla al espectador es su lenguaje formal irresistible, su plasticidad extraordinaria, su substrato espiritual y su capacidad para involucrar al público en un diálogo con la obra contemplada. Las virtudes del arte contemporáneo residen en cambio un su alto grado de reflexión y en su potencial crítico. En los artistas de nuestros días se observa al mismo tiempo un renacer de las mitologías individuales. Los puntos de contacto van surgiendo por el hecho de que no pocos artistas contemporáneos asimilan sistemáticamente elementos originarios de culturas antiguas y plasman también en sus obras elementos antropológicos o etnológicos.

Aparte de unas doscientas obras de artistas mayoritariamente anónimos de Ghana, Nigeria, República Democrática del Congo, India, Tailandia, Sri Lanka, Myanmar, Indonesia, Papúa Nueva Guinea, Hawai, Samoa, Brasil, Guatemala, México, Panamá, Perú, Bolivia, se planea exhibir creaciones de los siguientes artistas contemporáneos:

Mauricio Dias/Walter Riedweg (Brasil), Paulo Nenflidio (Brasil), Beatriz Milhazes (Brasil), Caio Reisewitz (Brasil), Fernando Bryce (Perú), Sandra Gamarra Heshiki (Perú), David Zink Yi (Perú), Guy Tillim (Sudáfrica), Pieter Hugo (Sudáfrica), Theo Eshetu (Etiopía), Sherman Ong (Singapur), Mark Dion (USA), REA (Australa), Jitish Kallat (India), Vong Phaophanit (Laos), Dinh Q. Lê (Vietnam), Roberto Cabot (Francia/Brasil), Franz Ackermann (Alemania), Andreas Gursky (Alemania), Thomas Struth (Alemania), Candida Höfer (Alemania), Hans Christian Schink (Alemania) y Marcel Odenbach (Alemania).

| zurück